Plagas y enfermedades del nogal | Agbar Agriculture

Agbar Agriculture

Plagas y enfermedades del nogal

plagas y enfermedades del nogal

El cultivo de nogal está en auge en España y para conseguir una buena cosecha y optimizar la rentabilidad cada año es recomendable conocer las principales plagas y enfermedades en el cultivo de nogal. De esta forma, el productor puede prevenir, contrarrestar y erradicar su aparición reduciendo los riegos momentáneos y futuros, así como las posibles mermas en cada campaña. Una vez que el agricultor conoce las principales plagas y enfermedades, puede combatirlas de forma más eficaz.

Principales plagas del nogal

Aunque el nogal es un árbol poco propenso a sufrir plagas, las más conocidas son la Carpocapsa, la Zeuzera, los pulgones, el mosquito verde y la araña roja.

Carpocapsa

Cydia pomonella es un insecto lepidóptero que parasita el árbol, cuyos frutos presentan una mancha circular oscura con un orificio. En el interior del fruto se encuentra la oruga, que se convierte en adulto en primavera. Las larvas realizan galerías al alimentarse del fruto, penetrando en su interior. Una vez completado su desarrollo, la larva abandona el fruto, cuyos daños lo hacen no comercializable. Se recomienda proteger los frutos con un químico autorizado desde su formación.

Zeuzera pyrina o barrenador de la madera

Insecto que realiza galerías en la madera del árbol, provocando daños graves en plantas en formación. Entre sus síntomas destaca la aparición de brotes jóvenes marchitos y excrementos acumulados en la axila de las hojas como resultado de la actividad de la larva del parásito, en el interior del brote. Los daños provocan la pérdida de resistencia de las ramas y troncos de pequeño diámetro o merma de vigor del árbol o una parte de él como consecuencia de las galeras abiertas por las larvas, además de que hace que el árbol sea más propenso a sufrir otras plagas. Es recomendable tratar al comienzo de la floración, así como en plena vegetación, cuando aparezcan los primeros síntomas en las axilas de las hojas, y durante la caída de estas.

Pulgones

Son áfidos que provocan daños al árbol. Los más comunes son Chromaphis juglandicola y Callaphis juglandis. El primero se suele encontrar disperso en la parte inferior de las hojas, mientras que el segundo se alimenta en hileras a lo largo del nervio central en la parte superior de las hojas. Ambas poseen un ciclo de vida similar y atacan el follaje succionando la savia de las hojas, secretando abundante melaza que provoca la formación de fumagina, disminuyendo la actividad fotosintética y defoliación.

Mosquito verde

Es un insecto de color verde (Empoasca spp.), chupador, que succiona a través de los nervios de las hojas, donde secreta enzimas tóxicas. Sus daños directos son visibles en las hojas, que se enrollan y amarillean, provocando defoliaciones prematuras y pérdida de vigor en el crecimiento del árbol. Además, puede favorecer la entrada de hongos, bacterias y otros patógenos.

Araña roja

Es un ácaro (Tetranychus urticae Koch) con una elevada capacidad de reproducción. Visible a simple vista como un pequeño punto rojizo, en el envés de las hojas, donde forma colonias protegidas por hilos de seda. Se alimenta a base de picaduras en las hojas, produciendo su decoloración e, incluso, su caída anticipada, influyendo en un menor calibre de los frutos.

Enfermedades del nogal

Por su parte, las enfermedades del nogal más destacadas son Antracnosis, Bacteriosis, Podredumbre blanca de la raíz, Tinta del nogal y Necrosis apical.

Antracnosis

Enfermedad producida por el hongo Gnomonia leptsostyla, que se ve favorecida por el clima húmedo y frío. Se manifiesta en el envés de las hojas, a través de pequeños puntos negros. En las hojas caídas al suelo aparecen las peritecas en invierno, donde se conserva bajo las hojas y se propaga en primavera y verano. Las primeras manchas que aparecen en el haz de las hojas son circulares y de color pardo, que evolucionan después hacia un tono blanquecino oscuro, mientras que en el envés se observan de un color más oscuro; posteriormente, van creciendo invadiendo el limbo, secando y defoliando la hoja, debilitando el árbol y mermando el desarrollo de los frutos. También suele atacar a los frutos, dejando la superficie con manchas de color negro, pudiendo ocasionar su caída.

Bacteriosis

Enfermedad bacteriana causada por Xanthomonas juglandis, que penetra en la planta a través de los estomas de las hojas y las flores, así como de las heridas del árbol, producidas por insectos, la climatología o la acción del hombre al recoger el fruto. El ataque de la bacteria se produce en hojas, ramas y frutos. En las ramas, se aprecian unas manchas oscuras longitudinales y hundidas, agrietando la corteza y secando las más jóvenes. En las hojas, puede afectar al limbo, apareciendo manchas irregulares y de color negro, pudiendo provocar la caída. El ataque al fruto es el más importante por el daño que provoca; si el fruto es pequeño, puede llegar a secarlo y caer al suelo; si está más desarrollado, se forman manchas ennegrecidas y hundidas, pudiendo penetrarlo y perpetuar la enfermedad.

Podredumbre blanca de la raíz

Enfermedad provocada por Armillaria mellea, un hongo que suele proliferar en zonas húmedas, constituyendo un importante problema porque puede perdurar durante años. Entre los síntomas más destacados se encuentran la reducción del crecimiento, clorosis en las hojas, marchitamiento del ápice y producción anticipada. Se aprecia su acción en el sistema radicular y el cuello de la planta, degradando la madera, olor a moho, con la aparición de un micelio blanco-cremoso e, incluso, setas de color amarillo miel.

Tinta del nogal

El microorganismo Phytophthora cinnamomi es el causante. Provoca la pudrición del sistema radicular, afectando a las raíces y al cuello de la planta. Penetra en el sistema radicular a través de heridas o lesiones mecánicas, dando un tono negro azulado a las zonas afectadas, de ahí su nombre. Si el árbol está muy dañado, se observa una necrosis en la base del tronco.

Necrosis apical

Enfermedad causada por la combinación de varios organismos, asociada a la caída prematura de los frutos verdes cuando se encuentran prácticamente desarrollados al completo. Se observa únicamente sobre los frutos y comienza con una necrosis circular marrón alrededor del estigma seco, que va en aumento, pudriendo el fruto y oscureciéndolo. Si no se cae el fruto y queda momificado, se pueden contaminar las yemas vegetativas.

    Más información

    Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.



    ACEPTO RECIBIR INFORMACIÓN COMERCIAL DE AGBAR Y OTRAS EMPRESAS DEL GRUPO AGBAR.

    ACEPTACIÓN DE POLÍTICA DE PRIVACIDAD: EL RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO ES AGBAR SUS DATOS SERÁN TRATADOS CON EL FIN DE GESTIONAR DE GESTIONAR SU SOLICITUD, Y EN EL CASO QUE HABER DADO SU CONSENTIMIENTO, PODER REMITIRLE INFORMACIÓN COMERCIAL. PUEDE ACCEDER A SUS DATOS, SOLICITAR QUE SE MODIFIQUEN, SUPRIMAN O SE LIMITEN, EJERCER EL DERECHO A LA PORTABILIDAD U OPOSICIÓN EN DETERMINADOS SUPUESTOS.

    Call Now Button