Servicios agrícolas y asesoramiento en agricultura sostenible | AGBAR

Cultivo del almendro

En AGBAR, gestionamos y aseguramos cada etapa del proceso del cultivo del almendro, para garantizarle un cultivo de almendra rentable y sostenible.

Mejoramos su explotación del almendro

¿Qué podemos aportarle?

    Más información

    Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.



    ACEPTO RECIBIR INFORMACIÓN COMERCIAL DE AGBAR Y OTRAS EMPRESAS DEL GRUPO AGBAR.

    ACEPTACIÓN DE POLÍTICA DE PRIVACIDAD: EL RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO ES AGBAR SUS DATOS SERÁN TRATADOS CON EL FIN DE GESTIONAR DE GESTIONAR SU SOLICITUD, Y EN EL CASO QUE HABER DADO SU CONSENTIMIENTO, PODER REMITIRLE INFORMACIÓN COMERCIAL. PUEDE ACCEDER A SUS DATOS, SOLICITAR QUE SE MODIFIQUEN, SUPRIMAN O SE LIMITEN, EJERCER EL DERECHO A LA PORTABILIDAD U OPOSICIÓN EN DETERMINADOS SUPUESTOS.

    Cultivo del almendro

    El cultivo de almendra como cualquier otro tipo de cultivo, requiere de unas condiciones óptimas para su desarrollo. En los últimos años el cultivo de almendro se encuentra en su pleno auge. Pero no debemos olvidar que la planificación y organización previa a la siembra es esencial para garantizarnos el éxito en nuestro cultivo, en cada una de las etapas de siembra o plantación, regadío, gestión de poda, recolección.

     

    Regadío del almendro

    El riego del almendro es uno de los factores clave para garantizar una recolección rentable y de calidad. La producción del cultivo de almendro depende, en gran medida, de optimizar la cantidad de agua para riego, una decisión en la que somos especialistas en AGBAR.

    Nuestra excelente capacidad adquirida a lo largo de nuestra larga experiencia, nos permite proporcionarle unos conocimientos técnicos cualificados para garantizarle el mayor rendimiento de su cultivo de almendro.

    El regadío es importante durante todas las etapas del proceso del cultivo, pero en los últimos años se ha detectado un nuevo comportamiento que repercute de forma muy positiva, hablamos del riesgo post-cosecha.

    Está comprobado que, una vez llevado a cabo la recolección de la almendra, es importante aplicar el riego, para garantizar el éxito en la próxima siembra. De este modo la tierra está en un mejor estado para alcanzar una producción eficiente el próximo año.

    El desarrollo de las raíces del árbol marcará el tamaño de la copa del mismo y a mayor copa mayor capacidad de producción. Para ello es importante la instalación de un buen sistema de regadío eficiente, para proporcionar las condiciones óptimas del suelo del cultivo.

    En AGBAR, realizamos un estudio y análisis previo de la tierra que vamos a tratar, para poder ofrecer un servicio más ajustado y personalizado a cada explotación.
    En los primeros años el regadío está enfocado a conseguir una amplitud radicular del árbol con un gran volumen tanto de sus raíces como del volumen de su copa.

    Nos aseguramos de que el cultivo reciba una especial atención en esta primera etapa, ya que condicionará el futuro de la plantación de almendro.

     

    Poda del almendro

    La poda del almendro es otro de los factores estratégicos en las etapas del almendro. Requiere de condiciones específicas para así alcanzar un mayor rendimiento productivo. Es importante saber cómo y cuánto podar el almendro. Nuestro equipo de profesionales del sector le indicará cuándo es el momento oportuno para llevar a cabo dicha acción.

    Se debe buscar tres ramas principales en el árbol frutal, tres ramas que proporcionan fortaleza y seguridad al árbol luego es suficiente con cortar las ramas interiores para que la luminosidad y el viento puedan pasar por el interior de la copa del árbol. El mejor momento para ejercer la poda del almendro dependerá del tipo de almendro, pero generalmente cuando los brotes tengan unos 30-45 centímetros de longitud, que suele ser en invierno.

    Es importante mantener 5-6 brotes durante el primer año y eliminar todos los restantes. Una buena poda en el almendro garantizará una recolecta fructífera y de calidad.

    Recogida de almendra

    La recolección del almendro es la etapa más placentera del proceso, es cuando de verdad vemos los frutos de trabajo desarrollado previamente. Normalmente la recolección depende de factores como el clima de cada zona y las distintas variedades de almendra que existen, pero la época de recogida del almendro suele ser entra agosto y septiembre.

    El método más tradicional para llevar a cabo esta acción es con el uso del tractor y paraguas invertido, ejerciendo vibración sobre el árbol y provocando la caída del fruto.

    El AGBAR, le proporcionamos todo el apoyo y asesoramiento que estos complejos procesos que el cultivo del almendro requiere.

    Call Now Button