Disponibilidad y seguridad hídrica | Agbar Agriculture

Agbar Agriculture

Cultivo del almendro

ASESORAMIENTO PARA EL CULTIVO DEL ALMENDRO

Desde Agbar Agriculture, le ofrecemos nuestros servicios de asesoramiento especializado y personalizado para aumentar la productividad y la rentabilidad de su cultivo de almendro, optimizando el uso de los recursos y las tareas en cada fase del proyecto, desde la plantación hasta la recogida de la almendra. Nuestro trabajo, avalado por un amplio equipo de técnicos cualificados y con una gran experiencia, es una garantía de éxito en su cultivo de almendro.

NUESTRO SERVICIO DE ASESORAMIENTO

Este servicio de asesoramiento integral se enmarca dentro de nuestras soluciones para impulsar un modelo de agricultura rentable y sostenible, nuestras denominadas Soluciones Integrales HECUS (High Efficiency Cultivation System), que se enfocan en el asesoramiento agronómico de cultivos leñosos de alto valor:

  • Visitas técnicas: plagas, enfermedades, nutrición, recolección.

    Utilizamos las herramientas tecnológicas y de digitalización más avanzadas durante nuestras visitas a campo para recopilar los datos y su posterior análisis; de esta forma, facilitamos el mejor asesoramiento posible en la toma de decisiones para la prevención y el control de plagas y enfermedades, así como para aplicar los productos necesarios para que el suelo y la planta tengan los nutrientes necesarios en cada fase vegetativa y conocer el momento óptimo para llevar a cabo la recogida de la cosecha.

  • Poda y formación.

    Le asesoramos en las tareas de poda para mantener su cultivo de olivo en perfecto estado de salud, prolongando su longevidad comercial y mejorando su rendimiento para lograr la mayor eficiencia posible.

  • Recomendaciones y planificación de riego

    Analizamos de forma continua el estado del suelo y de la planta para conocer su situación y las necesidades de riego en cada etapa del cultivo, ayudándole a diseñar y ejecutar un correcto plan de riego que optimice los recursos hídricos disponibles para maximizar la producción.

  • Planes de abonado

    Con la recogida de datos y las visitas que realizamos en su finca, le ayudamos a obtener un excelente desarrollo del cultivo de olivos, gracias a nuestras recomendaciones técnicas que contemplan y optimizan el mejor programa posible de nutrición para la explotación en función de cada fase de desarrollo del cultivo.

  • Planes analíticos: agua, suelo, foliar, fertilizantes.

    Llevamos a cabo diagnósticos para determinar la situación y las posibles necesidades de agua o nutrientes del suelo y la planta en cada momento con el objetivo de obtener el mejor rendimiento posible optimizando el uso de los recursos.

  • Punto óptimo de recolección

    Gracias a la experiencia de nuestros técnicos y a la recopilación continua de datos sobre el estado de la explotación, le asesoramos para que inicie la recogida de la cosecha en el momento más adecuado para optimizar la productividad y reducir al máximo las posibles mermas durante la fase de recolección.

VENTAJAS

CARACTERÍSTICAS DEL CULTIVO DEL ALMENDRO

El almendro es un cultivo en auge en España, con una evolución creciente en cuanto al número de hectáreas de superficie en los últimos años en las principales zonas de producción, además de que destaca su expansión en otras zonas de la Península Ibérica, sobre todo, en aquellas que disponen de recursos hídricos suficientes.

El área cultivada de almendro que dispone de riego en España se ha duplicado en los últimos cinco años; y sólo en el último año, ha aumentado un 12,6%. Sin embargo, aún queda un amplio margen de crecimiento, pues la superficie dedicada a almendro en regadío en España apenas supera la quinta parte (21%), por lo que Agbar Agriculture recomienda el establecimiento de un óptimo sistema de riego y el uso sostenible de este recurso para incrementar la productividad, la calidad del fruto y la rentabilidad de la explotación. Nuestros especialistas le ayudarán a mejorar la productividad, para lo que es fundamental tener en cuenta el marco de plantación, la variedad de almendro elegida y la tecnificación y modernización de las tareas agronómicas.

Existe una tendencia hacia nuevas variedades junto con los nuevos sistemas de plantación intensivos y súper intensivos, lo que ha incrementado la rentabilidad del cultivo de almendro, reduciendo considerablemente los costes de la recolección, que con estos métodos ha pasado de manual a mecanizada. Esta evolución es posible gracias a las buenas condiciones climatológicas que hay en muchas de las zonas de crecimiento del cultivo en España, lo que está propiciando el cambio de uso del suelo agrícola de cereal a este cultivo de alto valor.

RETOS DEL CULTIVO DEL ALMENDRO

En la actualidad, la superficie destinada a almendro en España supera las 756.000 hectáreas, cifra que en el último año ha incorporado más de 16.000 hectáreas de almendros en producción. Además, hay otras 170.000 hectáreas de plantaciones jóvenes que entrarán en producción en los próximos años.

La creciente apuesta por el regadío, además de para mejorar la productividad y la rentabilidad del cultivo, es producto de la necesidad de luchar contra la sequía, uno de los grandes retos de este sector, pues el año pasado, la falta de lluvias provocó una importante merma en la cosecha de almendra. De ahí que la mayoría de las nuevas hectáreas cultivadas sean de regadío, implantadas, principalmente, en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Por ello, desde Agbar Agriculture somos especialistas en asesoramiento estratégico integral para la puesta en marcha y el desarrollo con éxito de este tipo de proyectos, en los que, además de una buena planificación para la correcta ubicación geográfica de la explotación, en una zona con acceso a recursos hídricos, nos encargamos de todas las fases para la instalación de un adecuado sistema de riego y fertirriego, que haga un uso eficiente del agua disponible.

 

Además, para afrontar con garantías la escasez de lluvias bajo un modelo de producción sostenible, los productores de almendro están apostando por la plantación de variedades más rústicas y resistentes a la sequía, a la vez que aguantan mejor las bajas temperaturas, para reducir el riesgo por heladas. Por este motivo, es fundamental la colaboración entre empresas privadas e instituciones públicas de referencia en el cultivo de almendro, entre ellas, el CEBAS-CSIC (Murcia), el CITA (Aragón) y el IRTA (Cataluña), para el continuo desarrollo e investigación de nuevos materiales genéticos enfocados a la mejor adaptación posible al terreno, así como a las cambiantes condiciones climáticas, autofértiles y en equilibrio con una buena productividad.

Para reducir los costes y mejorar la capacidad productiva de las explotaciones, también es esencial apostar por la modernización de los cultivos y los procesos, mediante la implantación de tecnología y la apuesta por la digitalización, para que al productor le resulte más fácil la toma de decisiones en la gestión de la finca a nivel agronómico, así como en materia de prevención y control de plagas, gracias al uso de sensores, drones, inteligencia artificial o mecanización y automatización de procesos, entre otras herramientas.

GESTIÓN DE LA FINCA DE ALMENDRO

Ante la actual situación de tanta incertidumbre es fundamental asegurar la rentabilidad del cultivo minimizando todas las partidas del OPEX, y disponer en todo proyecto de instalaciones dotadas de la tecnología que lo permita. En Agbar Agriculture somos especialistas en el cultivo del almendro y en hacer rentables proyectos con limitaciones hídricas, climáticas y de suelo. Seleccionamos la mejor alternativa teniendo en cuenta la idoneidad de las fincas disponibles, ubicación geográfica, sistema de cultivo (convencional/ecológico) y modelo (intensivo/seto).

Desde Agbar Agriculture nos preocupamos de realizar un proyecto técnico exhaustivo, analizando muy bien la mejor alternativa para el sistema de riego y fertirrigación. Los proyectos disponen de una capa de digitalización con sensores y automatismos que permitirán ser lo más eficientes y sostenibles posible. Se selecciona la mejor variedad en cada caso después de profundo estudio y, una vez implantado el cultivo, se realiza un asesoramiento agronómico completo durante todo el ciclo fenológico del cultivo hasta la recolección. De este modo nos aseguramos de tener un proyecto rentable, con un retorno de inversión rápido y muy sostenible.

fertilizacion almendro consejos

RIEGO DEL ALMENDRO

Tras la plantación del almendro, es aconsejable realizar un riego de asentamiento a cada planta. Posteriormente, para una adecuada elección del sistema de riego, es necesario apoyarse en los avances de las nuevas tecnologías y apostar por sistemas de precisión para la gestión eficiente del agua, optimizando el diseño y el manejo de los sistemas de distribución.

Para reducir los gastos del regadío, conviene utilizar fuentes de energía renovable siempre que sea posible, lo que provocará el consiguiente ahorro energético gracias a la aplicación de energía solar fotovoltaica para el riego, así como para los sistemas de distribución, lo que contribuye, además, a reducir la huella de carbono.

Es importante saber que el almendro tiene una buena adaptación en un amplio rango de disponibilidades hídricas y que todos los patrones y variedades se benefician del riego. Asimismo, debemos conocer las variables agroclimáticas de la zona para prever las demandas de agua en cada época y fase del cultivo de almendro, optimizando su uso y garantizando más producción y calidad del fruto, teniendo en cuenta el estado fenológico del cultivo en cada momento y la evapotranspiración.

En España, el sistema de riego más extendido es por goteo. Como productor, en Agbar Agriculture le ofrecemos una amplia variedad de soluciones de riego y fertirriego para ajustarnos a sus necesidades y a las de su cultivo del almendro.

La calidad del agua de riego condiciona la cantidad de fertilizantes que son necesarios para el cultivo del almendro, ya que las aguas muy salinas, con alta conductividad, dificultan la posibilidad de introducir los fertilizantes necesarios en épocas de alta demanda hídrica del cultivo de almendro. La forma óptima de aplicar los fertilizantes a la explotación es mediante fertirrigación, con el abono ya disuelto en el agua.

PODA DEL ALMENDRO

Aunque se adapta a diferentes condiciones edafoclimáticas, para realizar la poda del almendro hay que tener en cuenta que es un frutal de hoja caduca, característico de la zona mediterránea. La poda juega un papel muy importante para favorecer la productividad y el vigor del almendro, de ahí que se diferencien cuatro tipos de poda: poda de formación, poda de fructificación, poda de restauración y poda en verde.

La poda de formación busca que el árbol adquiera una estructura consistente, con ramas principales gruesas y fuertes el primer año, pasando a una estructura formada por ramas secundarias durante el segundo año, para obtener un crecimiento equilibrado que favorezca el rendimiento en el futuro.

La poda de fructificación se realiza, generalmente, a partir del cuarto año de vida del árbol, con el objetivo de eliminar ramas débiles o muertas, así como para retirar prolongaciones, fortaleciendo las ramas secundarias.

La poda de restauración es más agresiva y se lleva a cabo cuando el árbol ya es maduro y es necesario reiniciar el ciclo de producción, una vez que las ramas han envejecido, o bien, cuando el árbol ha padecido alguna enfermedad o no ha recibido los cuidados adecuados.

La poda en verde suele efectuarse durante los meses de mayo y junio, después de la época de floración y la recogida del fruto, con el objetivo de eliminar los brotes que se han desarrollado en el último año para que no se produzca una ramificación excesiva que reste equilibrio y provoque la pérdida de vigor del almendro.

Para una correcta poda del cultivo de almendro en cada periodo vegetativo, es fundamental contar con apoyo y asesoramiento especializado como el que le proporcionaremos en Agbar Agriculture.

RECOLECCIÓN DE LA ALMENDRA

La última fase del cultivo del almendro es la recolección de su fruto, las almendras. Una tarea que, en los últimos años, ha evolucionado considerablemente, con la introducción de maquinaria, lo que ha reducido los costes de mano de obra de forma notable. Una tarea para la que, en Agbar Agriculture, contamos con la tecnología y los medios más avanzados, así como asesoramiento personalizado a su disposición. Se pueden utilizar vibradores de tronco y vibradores de ramas, además de plataformas recolectoras, para explotaciones más grandes y sin apenas pendiente.

El momento óptimo de recoger el almendro dependerá de la variedad del almendro y de la zona donde esté la finca. La maduración de la almendra se puede observar a simple vista y ese será el momento exacto para su recolección, aunque es conveniente contar con asesoramiento por parte de expertos. Las variedades tempranas y extratempranas son las primeras en florecer, pero las últimas en recolectarse, que suele realizarse entre agosto y septiembre. Las variedades tardías, por el contrario, florecen más tarde, pero maduran y se recolectan antes, desde finales de julio.

En resumen, en Agbar Agriculture, le acompañamos en cada etapa del desarrollo vegetativo del cultivo de almendro para ayudarle a conseguir sus objetivos. Por ello, le animamos a contactar con nosotros para aumentar la productividad y la rentabilidad en su plantación de almendros.

RIEGO DEL ALMENDRO

Tras la plantación del almendro, es aconsejable realizar un riego de asentamiento a cada planta. Posteriormente, para una adecuada elección del sistema de riego, es necesario apoyarse en los avances de las nuevas tecnologías y apostar por sistemas de precisión para la gestión eficiente del agua, optimizando el diseño y el manejo de los sistemas de distribución.

Para reducir los gastos del regadío, conviene utilizar fuentes de energía renovable siempre que sea posible, lo que provocará el consiguiente ahorro energético gracias a la aplicación de energía solar fotovoltaica para el riego, así como para los sistemas de distribución, lo que contribuye, además, a reducir la huella de carbono.

Es importante saber que el almendro tiene una buena adaptación en un amplio rango de disponibilidades hídricas y que todos los patrones y variedades se benefician del riego. Asimismo, debemos conocer las variables agroclimáticas de la zona para prever las demandas de agua en cada época y fase del cultivo de almendro, optimizando su uso y garantizando más producción y calidad del fruto, teniendo en cuenta el estado fenológico del cultivo en cada momento y la evapotranspiración.

En España, el sistema de riego más extendido es por goteo. Como productor, en Agbar Agriculture le ofrecemos una amplia variedad de soluciones de riego y fertirriego para ajustarnos a sus necesidades y a las de su cultivo del almendro.

La calidad del agua de riego condiciona la cantidad de fertilizantes que son necesarios para el cultivo del almendro, ya que las aguas muy salinas, con alta conductividad, dificultan la posibilidad de introducir los fertilizantes necesarios en épocas de alta demanda hídrica del cultivo de almendro. La forma óptima de aplicar los fertilizantes a la explotación es mediante fertirrigación, con el abono ya disuelto en el agua.

PODA DEL ALMENDRO

Aunque se adapta a diferentes condiciones edafoclimáticas, para realizar la poda del almendro hay que tener en cuenta que es un frutal de hoja caduca, característico de la zona mediterránea. La poda juega un papel muy importante para favorecer la productividad y el vigor del almendro, de ahí que se diferencien cuatro tipos de poda: poda de formación, poda de fructificación, poda de restauración y poda en verde.

La poda de formación busca que el árbol adquiera una estructura consistente, con ramas principales gruesas y fuertes el primer año, pasando a una estructura formada por ramas secundarias durante el segundo año, para obtener un crecimiento equilibrado que favorezca el rendimiento en el futuro.

La poda de fructificación se realiza, generalmente, a partir del cuarto año de vida del árbol, con el objetivo de eliminar ramas débiles o muertas, así como para retirar prolongaciones, fortaleciendo las ramas secundarias.

La poda de restauración es más agresiva y se lleva a cabo cuando el árbol ya es maduro y es necesario reiniciar el ciclo de producción, una vez que las ramas han envejecido, o bien, cuando el árbol ha padecido alguna enfermedad o no ha recibido los cuidados adecuados.

La poda en verde suele efectuarse durante los meses de mayo y junio, después de la época de floración y la recogida del fruto, con el objetivo de eliminar los brotes que se han desarrollado en el último año para que no se produzca una ramificación excesiva que reste equilibrio y provoque la pérdida de vigor del almendro.

Para una correcta poda del cultivo de almendro en cada periodo vegetativo, es fundamental contar con apoyo y asesoramiento especializado como el que le proporcionaremos en Agbar Agriculture.

PLAGAS Y ENFERMEDADES DEL ALMENDRO

En Agbar Agriculture, le ayudamos a reconocer, prevenir, contrarrestar y erradicar las plagas y enfermedades en su cultivo de almendro, a través de nuestro equipo de expertos, para que pueda combatirlas de forma eficaz, reduciendo los riesgos, así como las posibles mermas en cada campaña.

Las principales plagas del almendro son el gusano cabezudo, el pulgón del almendro, la araña roja y la araña amarilla, el barrenillo del almendro, el minador de los brotes, la orugueta del almendro y el mosquito verde. Por su parte, entre las enfermedades más conocidas y dañinas del almendro se encuentran el cribado del almendro, la abolladura del almendro, la roya, la monilia del almendro y la mancha ocre.

RECOLECCIÓN DEL ALMENDRO

La última fase del cultivo del almendro es la recolección de su fruto, las almendras. Una tarea que, en los últimos años, ha evolucionado considerablemente, con la introducción de maquinaria, lo que ha reducido los costes de mano de obra de forma notable. Una tarea para la que, en Agbar Agriculture, contamos con la tecnología y los medios más avanzados, así como asesoramiento personalizado a su disposición. Se pueden utilizar vibradores de tronco y vibradores de ramas, además de plataformas recolectoras, para explotaciones más grandes y sin apenas pendiente.

El momento óptimo de recoger el almendro dependerá de la variedad del almendro y de la zona donde esté la finca. La maduración de la almendra se puede observar a simple vista y ese será el momento exacto para su recolección, aunque es conveniente contar con asesoramiento por parte de expertos. Las variedades tempranas y extratempranas son las primeras en florecer, pero las últimas en recolectarse, que suele realizarse entre agosto y septiembre. Las variedades tardías, por el contrario, florecen más tarde, pero maduran y se recolectan antes, desde finales de julio.

En resumen, en Agbar Agriculture, le acompañamos en cada etapa del desarrollo vegetativo del cultivo de almendro para ayudarle a conseguir sus objetivos. Por ello, le animamos a contactar con nosotros para aumentar la productividad y la rentabilidad en su plantación de almendros.

Sede Sur y Portugal: Avenida Gran Capitán, 46 planta 1 oficina 11 14006 Córdoba
Sede Nordeste: Comuneros de Castilla 1 50002 Zaragoza
Sede Levante: Marina de Valencia, Edificio BioHub, C. de la Travesía, 15E 46024 Valencia
Sede Cataluña: Ps. De la Zona Franca 48., Planta 1 08038 Barcelona
Teléfono:
+34 957 11 52 07
Email:
 agricultura@agbar.es

CONTACTA CON NOSOTROS

    Acepto recibir información comercial de Agbar y otras empresas de Agbar.

    Descargar estudio

    Completa el formulario para recibir en tu email el estudio.

      GUÍA PARA EL CULTIVO ÓPTIMO DEL AGUACATE

      DESCARGAR EL ESTUDIO

      Completa el formulario para recibir en tu email el estudio.

        Acepto recibir información comercial de Agbar y otras empresas de Agbar.

        Call Now Button