Cultivo de Cítricos - Aumenta la rentabilidad de tus plantaciones | AGBAR

Servicios agrícolas y asesoramiento en agricultura sostenible | AGBAR

Cultivo de cítricos

En AGBAR, gestionamos y asesoramos cada etapa del proceso del cultivo de cítricos, para garantizarle un cultivo productivo y rentable. 

Garantía de éxito en su cultivo de cítricos

¿Qué podemos aportarle?

    Más información

    Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.



    ACEPTO RECIBIR INFORMACIÓN COMERCIAL DE AGBAR Y OTRAS EMPRESAS DEL GRUPO AGBAR.

    ACEPTACIÓN DE POLÍTICA DE PRIVACIDAD: EL RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO ES AGBAR SUS DATOS SERÁN TRATADOS CON EL FIN DE GESTIONAR DE GESTIONAR SU SOLICITUD, Y EN EL CASO QUE HABER DADO SU CONSENTIMIENTO, PODER REMITIRLE INFORMACIÓN COMERCIAL. PUEDE ACCEDER A SUS DATOS, SOLICITAR QUE SE MODIFIQUEN, SUPRIMAN O SE LIMITEN, EJERCER EL DERECHO A LA PORTABILIDAD U OPOSICIÓN EN DETERMINADOS SUPUESTOS.

    Cultivo de cítricos

    El cultivo de cítricos goza de una amplia tradición en España. Sus frutos, principalmente, la naranja, el limón y la mandarina, son muy demandados en el mercado nacional e internacional por su reconocida calidad, sabor y prácticas agronómicas sostenibles y respetuosas con el medioambiente. Ello, unido a su apuesta por el regadío y la innovación continua, posiciona al cultivo de cítricos como uno de los que poseen un mayor potencial de crecimiento.

    En AGBAR, llevamos años trabajando en el análisis y gestión de cultivos como el de cítricos, garantizando excelentes resultados. Nuestra garantía de éxito está basada en crear una explotación optimizada y eficiente, aumentando la productividad, en equilibrio con el ahorro de costes, principalmente, recursos hídricos y energía, lo que redunda en una mayor rentabilidad para el agricultor.

    El cultivo de cítricos se remonta a unos 20 millones de años y su origen se ubica en el sudeste asiático. El más popular y de mayor volumen de producción en España, la naranja, se desarrolla en un árbol con una altura de entre 6 y 10 metros, aproximadamente. De crecimiento rápido, a partir del tercer año, el naranjo puede comenzar a dar sus primeros frutos, aunque hasta el séptimo año se le considera un árbol joven. La vida útil se puede prolongar hasta los 25-30 años, siempre que reciba los cuidados necesarios.

    El fenómeno de la partenocarpia es bastante frecuente en el cultivo de naranjo, es decir, que no es necesaria la polinización como estímulo para el desarrollo del fruto. Además, hay ensayos que revelan que la polinización cruzada incrementaría el cuaje, sin embargo, el consumidor no desea las naranjas con semillas.

    Para un correcto diseño de la plantación hay que tener en cuenta la maquinaria que se va a utilizar y el tamaño que tendrá la copa adulta, que dependerá, fundamentalmente, del suelo, el clima y la variedad que vayamos a usar. Dependiendo de todo ello, el momento de la plantación puede variar en función de cada zona, aunque lo más habitual es realizar esta labor entre abril y junio, preferiblemente, en terrenos orientados hacia el sol y resguardados del viento.

    Para tomar estas decisiones de forma acertada, nuestro equipo de profesionales le ofrecerá información especializada y personalizada sobre las características de su explotación para gestionar su cultivo de cítricos de la forma más eficiente.

    Regadío de los cítricos

    Los cítricos son un tipo de cultivo que requiere una abundante cantidad de agua para su óptimo desarrollo, por lo que requiere de abundantes precipitaciones que, en el caso de que no se den de forma natural, hay que cubrir mediante riego. Para llevar a cabo esta labor, desde AGBAR le ofrecemos una amplia variedad de sistemas de regadío para ajustarnos a sus necesidades y a las de su cultivo de cítricos, de forma que se le proporcione la cantidad y calidad adecuada en cada momento de su desarrollo.

    El riego por goteo es la estrategia más adecuada para garantizar el éxito del cultivo de cítricos, muy importante, además, en zonas frías porque protege frente a la amenaza de heladas. Para una óptima aplicación del riego por goteo, es importante que el árbol posea un mínimo volumen radicular, en torno a un tercio del marco de plantación en el caso de explotaciones con marcos de plantación muy amplios. Aunque la dinámica de crecimiento radicular de los cítricos es inferior a la de otros cultivos, es frecuente encontrar problemas de adaptación como descensos de la producción, disminución del tamaño de los frutos, amarillamiento del follaje y pérdida de hojas, que se pueden evitar incrementando el porcentaje de superficie mojada por los goteros a un 40% de la superficie del marco ocupado por cada árbol, en marcos iguales o inferiores a 5×5. El riego por goteo enterrado, por su parte, optimiza aún más el agua y los fertilizantes, al reducir la evapotranspiración del cultivo.

    También se puede regar por aspersión en grandes extensiones, aunque la eficacia del uso de los recursos hídricos disminuye.

    Es recomendable abonar junto al riego, lo que se conoce como fertirriego, lo que ahorra un tiempo muy valioso.

    Poda de los cítricos

    Los cítricos son una especie que tiene hábito de formación en bola y de producción en la periferia, por lo que se recomienda lobular las formas para aumentar la superficie que atrapa luz y aumentar la producción. La poda de formación ha de ser muy suave cuando las plantas son jóvenes, para favorecer la entrada en producción, sin embargo, esta poda disminuye la cosecha de forma proporcional a la intensidad de poda debido a que los cítricos son una especie perennifolia que acumula las reservas en ramas, brotes y hojas.

    La poda de cítricos se adapta muy bien a la mecanización y genera una gran cantidad de restos vegetales. En muchos casos, se recomienda su trituración e incorporación al suelo, lo que supone un ahorro en abonado y una mejora en la estructura vegetal del suelo.

    Hay varios tipos de poda en el cultivo de cítricos. Dependiendo del corte, está el despunte (eliminar parte de las ramas para estimular que broten yemas laterales y una planta más uniforme) y el aclareo (eliminar ramas completas desde su inserción con el tronco para favorecer el crecimiento de las otras y mejorar la entrada de luz al interior de la copa. En función del propósito de la poda, nos encontramos con la poda de formación (se realiza en los dos o tres primeros años de la plantación para obtener una planta equilibrada en su estructura), la poda de fructificación y mantenimiento (eliminar una rama para facilitar la nutrición e iluminación de otras que están a su alrededor), la poda de rejuvenecimiento (para árboles maduros que comienzan a reducir su productividad, que consiste en eliminar una parte importante de la copa) y la poda de limpieza (persigue fines fitosanitarios al eliminar ramas secas, rotas o enfermas por una plaga). Y dependiendo de la época, puede ser una poda de invierno (se realiza durante el reposo vegetativo, normalmente, desde diciembre hasta antes de iniciar la brotación en primavera, para variedades tempranas o medianamente tardías) y una poda en verde (se lleva a cabo en pleno crecimiento vegetativo, principalmente, en variedades tardías, a finales de primavera, después de cosechar los frutos de la campaña anterior).

    En AGBAR le ayudamos a identificar la necesidad de su cultivo, el momento y el tipo más adecuado de tareas correspondientes a la poda de su cultivo de cítricos.

    Recolección de los cítricos

    La última fase de la producción del cultivo de cítricos es la recolección de sus frutos. En AGBAR, contamos con la tecnología y la maquinaria más adecuada y de vanguardia para llevar a cabo esta labor.

    En AGBAR, le acompañaremos en todo momento y le ayudaremos a conseguir todos los objetivos planificados para su cultivo de cítricos. Contacte con nosotros y comience a aumentar sus beneficios en la producción de cítricos.

    Call Now Button